Banner

Situación alarmante para las empresas solares europeas

La situación de los fabricantes europeos es alarmante debido a que los productores chinos compiten de forma desleal con sus productos en el mercado de la UE gracias al tremendo apoyo que reciben de su gobierno. Con el Plan quinquenal, un enfoque especial en el desarrollo de la industria solar fotovoltaica en 2012 y el objetivo de convertirse en el líder mundial en cuanto a producción solar en los próximos dos años, el gobierno chino está respaldando actualmente la industria solar china de forma masiva. Las empresas incluso pueden permitirse vender sus productos con pérdidas en su empeño por cumplir los objetivos gubernamentales de aumentar la cuota de mercado global.

 

Los fabricantes europeos no reciben un respaldo gubernamental similar que les proteja de la falta de solvencia. Las empresas europeas solo pueden competir haciendo uso de su ventaja en cuanto a innovación, nuevas tecnologías, mayor calidad y métodos de producción asequibles gracias a la completa automatización y a muchos años de experiencia, aunque la magnitud de la subcotización china desbarata estos esfuerzos. Muchas empresas han quebrado, mientras que otras muchas están despidiendo personal o abandonando el negocio. Si la situación continúa y los productores europeos no pueden competir con los productores chinos a precios justos, es posible que la industria al completo deje de existir.



El gobierno municipal paga la deuda de uno de los mayores productores chinos

El gobierno de la ciudad china donde se encuentra LDK Solar Co. (LDK), el segundo productor más importante del mundo de las obleas que convierten la luz del sol en energía, saldará parte de su deuda.
Leer más


Las subvenciones chinas

La subvención por parte de China de su campaña de exportación ha permitido a su industria inundar el mercado europeo con sus productos y hacerse con la mayor parte del mercado de la UE. Los productos chinos suponen ahora el 80 % de los productos fotovoltaicos vendidos en la UE. Los fabricantes europeos luchan por conservar al menos el 13 % de su mercado doméstico. Los productores chinos aumentan sin cesar su capacidad de producción, mientras que muchos fabricantes de la UE se han declarado en bancarrota, han cerrado sus fábricas o han llevado a cabo despidos sucesivos.

Las empresas solares de la UE están cerrando debido a la competencia desleal por parte de China. Los fabricantes de equipos solares entran en quiebra mes tras mes en toda Europa y muchas empresas importantes se están planteando abandonar el mercado solar. Actualmente, cada vez más fabricantes de equipos solares fotovoltaicos en Europa están al borde del abismo; muchos ya han tenido que declararse insolventes. Tras Solar Millenium, Solon y Solarhybrid, ahora Q-Cells anuncia su bancarrota. Q-Cells era uno de los fabricantes más importantes de células solares del mundo, y también fabricaba módulos. Photowatt, un conocido fabricante de Francia, también se ha declarado insolvente. Entre otras empresas que han quebrado en las últimas semanas están Centrotherm y Solarwatt.

Muchos fabricantes europeos dejan de producir productos solares fotovoltaicos o deciden reducir plantilla como primera reacción ante la crítica situación. Schott Solar abandonó la producción de obleas y células en enero; en junio de 2012 anunció que dejaría también de producir módulos para concentrarse en otras áreas comerciales sin relación con la tecnología solar cristalina. First Solar también anunció en abril que despediría a 1.350 empleados en Europa; en todo el mundo se eliminaron alrededor de 2000 empleos.