Banner

Instrumentos de defensa comercial

El libre comercio internacional solo puede ofrecer beneficios si existe un escenario de equidad y no discriminación entre los productores nacionales y extranjeros basado en ventajas competitivas genuinas. El papel de la Comisión Europea en la consecución de un comercio libre y leal incluye la defensa de la producción europea frente a las distorsiones del comercio internacionales, como la concesión de subvenciones o la competencia desleal, mediante la aplicación de instrumentos de defensa del comercio que se ajusten a la legislación de la UE y las normativas de la Organización mundial del comercio (OMC). (Sitio web de la Dirección General de Comercio)


Competencia desleal

En lo relacionado con las investigaciones contra la competencia desleal, esta se produce cuando una empresa extranjera vende un producto en la Unión Europea por debajo de su valor normal (los precios nacionales del producto o el coste de producción) en su propio mercado nacional. Si la Comisión Europea realiza una investigación contra competencia desleal y confirma este comportamiento, podrían imponerse medidas en contra sobre las importaciones del producto en cuestión. Estas medidas suelen tomar la forma de tasas que el importador paga en la UE, recaudadas por las autoridades nacionales de aduanas de los países de la UE correspondientes. Encontrará más información sobre la lucha contra la competencia desleal en el sitio web de la Dirección General de Comercio.


Ayudas

Las normativas anti-subsidio de la UE definen una ayuda como “una contribución económica realizada por (o en nombre de) un gobierno o entidad pública que confiere una ventaja al beneficiario”. Están prohibidas las ayudas específicas limitadas a una empresa, una industria o un grupo de empresas o industrias concretos. Las subvenciones a la exportación y las supeditadas al uso de bienes nacionales frente a los importados se consideran específicas. La UE puede imponer gravámenes compensatorios a fin de neutralizar las ventajas de una ayuda ilegal. Las medidas compensatorias suelen plasmarse en gravámenes que se aplican para contrarrestar los efectos perjudiciales de las importaciones subvencionadas en el mercado de la UE y restaurar la competencia leal. El gravamen lo paga el importador y lo recolectan las autoridades aduaneras del país de la UE correspondiente. Encontrará más información sobre las ayudas y los gravámenes compensatorios en el sitio web de la Dirección General de Comercio.

 


 

Video de la Comisión Europea sobre instrumentos de defensa comercial