Banner

Alta tecnología fotovoltaica

La producción de módulos solares, al contrario que la producción de teléfonos móviles, es una tecnología de gama alta. En el caso de los móviles, la mayor parte de las inversiones fundamentales se realizan en el desarrollo de aplicaciones, mientras que la fabricación en sí ya no supone un gran reto. Debido a la importancia de los costes de mano de obra, algunos fabricantes, como Apple, trasladan su producción a países con bajos salarios, como China.

La fabricación fotovoltaica es completamente distinta y requiere investigación continua para mejorar la producción de energía a lo largo de muchos años. Mientras que en nuestra actual sociedad de usar y tirar los teléfonos móviles suelen acabar en la basura al cabo de dos o tres años, los módulos solares deben ser duraderos y funcionar durante más de 25 años con cualquier tipo de condiciones meteorológicas. Se requiere el más alto nivel de calidad en la producción a fin de satisfacer estos requisitos.